Precarga

La Iglesia de la Magdalena de Olivenza. Modelo del Gótico portugués.

El objeto de la tesis es la comprensión de una obra arquitectónica “La Magdalena de Olivenza” vista a través de los ojos de un arquitecto, desgranando el rosario de decisiones, vicisitudes y problemas que son necesarios salvar. Una visión descompuesta en varias clases y en varios planos ópticos de distinta intensidad. Un primer plano, más superficial, por su inmediatez, consistente en observar el edificio en sí mismo y en su implantación en el espacio que le rodea.

Es esta una visión de proximidad, descriptiva y tangible en la que se resalta la importancia y la influencia del edificio en la ciudad, teniendo un interés predominantemente local. Un segundo plano, más extenso, donde el edificio se considera como un ejemplar de una producción arquitectónica más vasta, concretamente la realizada en el reinado de D. Manuel.

Es esta una visión más distante donde se investiga la relación entre los edificios de la referida época arquitectónica, buscando las características comunes e individuales, al mismo tiempo que se comparan con la producción arquitectónica que en ese tiempo tiene lugar en Europa. En un tercer plano, más conceptual se propone un método de análisis arquitectónico siguiendo el hilo conductor de los tres principales autores y actores de un edificio: el promotor o dueño, el arquitecto o proyectista y el constructor o maestro de obras,  teniendo por objetivo sus razonamientos antes que sus nombres. Conocer sus ideas, sus intenciones, su formación, sus ambiciones, hasta el punto de adivinar sus pensamientos.

Superada la visión superficial de la Iglesia de la Magdalena de Olivenza, es toda la arquitectura manuelina la que se encuentra reflejada en su interior. Una arquitectura donde tipológicamente se propone una disposición estructural y volumétrica nueva. Donde se ejerce una construcción sincera. Donde la decoración es mágica, capaz de dirigir los ojos del espectador donde ella quiere y hacer creer lo que ella quiere. Sus referencias están en el gótico, preferentemente el Inglés y el Germánico antes que el Francés y rehuyendo explícitamente los nuevos aires “romanos” o Italianizantes.

Por